Seguinos en:
Prensa - Detalle
24 jul 2013
Comercio y Justicia
Tarjeta Grupar fondea crédito al consumo por $120 millones.
Responde a su plan global para este año por el que ya presentó tres fideicomisos financieros, dos totalmente integrados, y el próximo que se ejecutará en agosto. El plástico financia las compras del sector de bajos ingresos. Hoy cuenta con 55 mil clientes. Tiene tan sólo cinco años en el mercado y ya acredita una vasta experiencia en el mercado de capitales. Se trata de Tarjeta Grupar, el plástico que nació de la mano de ocho comercios cordobeses, con la finalidad de atender al segmento no bancarizado o de salarios bajos. El plan global de la compañía para este año es dar créditos por 120 millones de pesos, a consumir en seis u ocho meses, para lo cual ya lanzó dos fideicomisos financieros y se apresta a presentar el tercero el próximo mes. “A fines de diciembre del año pasado lanzamos la primera serie de $12 millones; en marzo lanzamos la segunda de $14 millones que integramos el lunes pasado y, próximamente, presentaremos otro por $30 millones, que integraremos durante el mes de agosto”, precisó a Comercio y Justicia, el vicepresidente de la compañía, Tomás Martínez, quien señaló que estos instrumentos se presentaron en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, por medio del Banco de Valores como fiduciario, y Deloitte como organizador asesor financiero y agente de control y revisión del fideicomiso. “Las herramientas contaron con gran receptividad y, en el caso de los dos primeras, con sobredemanda”, añadió. Las acciones de Tarjeta Grupar en el mercado de capitales buscan fondear el crédito al consumo para la base de la pirámide “que tiene intenciones de construir y comprar electrodomésticos -por caso- en cuotas y con descuentos” y que “hoy no están siendo atendidas por otras entidades financieras”, precisó el directivo. “Los requisitos para obtener el plástico son mínimos, se destinan a asalariados que cobran entre $3.500 y $4.500 o a quienes no pueden certificar ingresos pero acreditan buenos antecedentes como pagadores”, apuntó. El plástico cuenta con más de seis mil comercios adheridos en la provincia de Córdoba, a los que se suman los propios socios fundadores, líderes en sus rubros: Feyro, Saturno Hogar, Pintecord, Cordiez, Zárate Construcciones y Adidas Center. El horizonte El objetivo de la tarjeta a dos años es consolidar el mercado cordobés con cien mil plásticos, es decir, duplicar su cartera que hoy asciende a 55 mil. “De las 55 mil cuentas tenemos 45 mil activas. Proyectamos, en un año y medio o dos, trepar a los cien mil plásticos -en toda la provincia- con 85 mil activos”, apuntó Martínez. En ese camino, Grupar ya se diversifica con una red de sucursales en las ciudades más importantes del interior de Córdoba, como Río Cuarto, Jesús María, Río Segundo, Villa Dolores, Carlos Paz, La Falda y, próximamente, en Villa María. En forma paralela, no descarta masificar su llegada a otras provincias que ya han mostrado interés en activarla, tal es el caso de Santiago del Estero, San Juan, Santa Fe y San Luis. Precaución “Nuestros planes de crecimiento son ambiciosos aunque tenemos que manejar los negocios con mucha precaución, prudencia más que imprescindible en este país. En este contexto económico pueden sobrevenir vaivenes, subas de tasas y demás controles por parte del Banco Central, por lo que, antes de dar los próximos pasos, debemos hacer minuciosos análisis”, dijo el vicepresidente de Tarjeta Grupar.